My title page contents

Santos, el candidato del Palacio de Nariño

Juan Manuel Santos, presidente del Partido de la U y Candidato a la Presidencia de Colombia.

por Jorge Uribe Piedrahíta
Comunicador Social/Periodista Colombia

Juan Manuel Santos Calderón, candidato a la Presidencia por el Partido de la U, ha ocupado importantes cargos públicos y privados a lo largo de su vida profesional. Santos fue ministro de Hacienda en el gobierno de Andrés Pastrana y le tocó sortear la crisis económica de 1998 a 2001. En 2006 fue nombrado ministro de Defensa, cargo que ocupó hasta 2009, con golpes importantes a la FARC, como la muerte de Raúl Reyes y la Operación Jaque, que permitió la liberación de la ex candidata presidencial Ingrid Betancur y otros 15 secuestrados.

Santos estudió Economía y Administración de Empresas en la Universidad de Kansas, luego obtuvo el Master en Economía y de Desarrollo Económico de London School of Economics y un Master en Administración Pública en la Universidad de Harvard. Juan Manuel Santos es casado y padre de tres hijos, se ha desempeñado también como ministro de Comercio Exterior, periodista y presidente de la delegación internacional del Café con sede en Londres.

Santos, quien aspira por primera vez a la Presidencia de la República, nunca ha sido elegido en las urnas para ocupar un cargo público; hace parte de la histórica e influyente familia Santos, su abuelo fue el periodista Enrique Santos Montejo “Calibán” y su tío abuelo el ex presidente Eduardo Santos Montejo, quien fuera dueño del periódico El Tiempo. Así mismo es primo hermano del Vicepresidente de Colombia, Francisco Santos Calderón.

Sin duda alguna, Santos es el aspirante de la Casa de Nariño, pues su cercanía con el Presidente Uribe, le ha permitido expresar que él será el perpetuador de las políticas del Mandatario, al punto de denominar su campaña “la prosperidad democrática”, que pretende, según Rodrigo Rivera, jefe de Campaña, logros en materia económica y social, con fuertes avances en materia de seguridad.

De acuerdo a sus propuestas, si llegase a gobernar se centraría en garantizar la seguridad ciudadana y la justicia; la educación, que permita la transformación de los niños y jóvenes hacia el trabajo y que se extienda para la universidad con créditos educativos, y la intervención en infraestructura para superar las diferencias regionales.

Las fuertes debilidades del aspirante a inquilino del Palacio de Nariño, es su relación con los falsos positivos, que permitió que soldados de la Patria asesinaran a cualquier ciudadano y lo hicieren pasar como guerrillero. Además, en recientes declaraciones Salvatore Mancuso, ex jefe paramilitar, lo salpicó diciendo que había formado alianzas con el jefe paramilitar más importante de los 90, Carlos Castaño, para darle un golpe de Estado al Presidente de la época, Ernesto Samper Pizano.

Igualmente, las pronunciaciones del Presidente Hugo Chávez, quien asegura que si Santos ocupa la Presidencia de Colombia, habría guerra, ya que el candidato dirigió las operaciones en las que le dieron baja al guerrillero Raúl Reyes en territorio ecuatoriano. Por ende, las relaciones con Ecuador y Venezuela seguirían en un congelador eterno.

El gran auge que ha tomado la dupla Mockus -Fajardo, también ha tenido en aprietos al heredero de Uribe, quien a principio de 2010, se consolidaba como el seguro sucesor de la Presidencia, pero que hoy las encuestan lo ubican en el segundo lugar; lo que lo ha llevado a buscar alianzas estratégicas con Noemí Sanín y Germán Vargas. Pero ninguno cede su titularidad ante la aspiración presidencial.

Santos es un seguro candidato que llegará a la segunda vuelta electoral, pues los uribistas en este país suman la mayoría; sin embargo, todos prefieren a Uribe sobre Santos para Presidente. Le tocará sorteársela en las elecciones de Mayo y esperar los resultados.